Noticias del Tercer Sector

- Nuestras entidades

Síntesis creativa de motivaciones para hacer voluntariado

Imprimir noticia
Tenemos que ser conscientes que cada uno de nosotros tiene "sus razones" para estar donde está y para hacer lo que hace en el mundo del voluntariado. Cada cual tiene múltiples motivos para querer comprometerse o para sentirse comprometidos. Todas y todos, casi sin excepción, formulamos razones ideales, positivas, sociales "desinteresadas", constructivas... que nos dejan "bien" frente a los demás o frente a la mayoría. Pero también casi todos tenemos otras razones reales más ocultas, menos "desinteresadas"... que no las queremos expresar tan claramente, bien porque no sabemos hacerlo, no podemos, tenemos algunos reparos o "miedos" en expresarlas, no están "bien vistas", no están interiorizadas o no se facilitan los mecanismos necesarios. Razones ideales "...Ser útil, transformar la realidad ,cambiar las estructuras injustas, reivindicar más justicia social, crecer en solidaridad, ser mejor persona, encontrarse con uno mismo, luchar por el bien común, todos somos iguales y "hermanos, ofrecer lo que sé" Y todos aquellos otros motivos "idealistas", "utópicos" que queramos ir añadiendo y que pueden proceder desde el mundo de las ideas, las creencias, la ética o la moral, la Fe o la política, la cultura o la educación recibida... Éstas son las razones "ideales" expresadas en el compromiso del voluntariado. Son razones públicas y compartidas por todas y todos. Son las que se dicen sin miedos ni tapujos. (...) Pero ésta no es toda la verdad, hay otras muchas razones no expresadas que son más "auténticas", más "verdaderas" y que se ocultan o disfrazan por diversos motivos. Ello condiciona la satisfacción en el grupo o la sensación de éxito en las tareas. Razones reales "...Ocupar el tiempo libre, sentirse útil y bien, hacer algo por los demás y por mí, interés profesional, no aburrirme en casa, relacionarse con otros, están los amigos y yo no quiero estar solo/a, por curiosidad, porque se está pasando una depresión (terapia), por novedad, por mi familia..." Si somos sinceros con nosotros mismos, descubriremos que los motivos expresados anteriormente, entre otros muchos no descritos aquí, son los motivos "reales" o "verdaderos" que nos mueven a ofrecer nuestro tiempo y esfuerzo en el compromiso como voluntarios. Motivos que no siempre se expresan con claridad, y que están determinando los verdaderos éxitos o fracasos de lo que hacemos, adecuando o filtrando, desde ahí, los resultados de los servicios o programas de los lugares en los que estamos y del tipo de apoyo o acompañamiento que experimentamos en la organización y en la acción en la que me comprometo. Son sentimientos internos que no se explicitan y que en el fondo me llevan a sentirme mejor o peor en la medida en que esas verdaderas razones se están cubriendo o cumpliendo. Son los reforzadores de la "vida emocional" activa que nos mueven y no siempre se expresan. (...) Si esto nos lo creemos de verdad, lo analizamos sin tapujos y nos miramos sin caretas ni lentes distorsionadas, desnudos frente al espejo, comprenderemos mejor lo que hacemos y analizaremos mejor nuestros sinceros motivos, que no son mejores ni peores, solo SON. Desde ahí, desde ese punto inacabado y en proceso de construcción que SOMOS, es donde podemos ir añadiendo aquellos otros motivos, aquellas otras razones que puedan ir ampliando nuestras conciencias, socialización y solidaridad (soledad sólida compartida) en definitiva para construirnos como SER PERSONA. La construcción de la Síntesis No es necesario enfrentar unas razones a las otras, sólo hay que ser conscientes de ellas. Pararse a reflexionar sobre las verdaderas razones y estar en actitud de integrarlas y resituarlas. Un comportamiento de por sí positivo no tiene que crearnos cargos de conciencia, ni sentimientos de culpabilidad, pero sí claridad y responsabilidad. Se hace necesario ser conscientes del por qué se está y se hace lo que se hace. Ser conscientes que no todo es "pureza de intenciones" y que las "impurezas" se pueden resituar y reconvertir sin rechazos insanos ni construyendo falsas verdades. Se hace necesario una SÍNTESIS CREATIVA, que no deje de lado nada, facilitando con ello un "marco de comprensión" que mejoraría mucho todo este descubrimiento.
Motivaciones de la persona voluntaria, Miguel Ángel Díaz Hernández

Buscador de noticias

buscar

C/ Tribulete nº 18, local. 28012 Madrid
Tel: 91.541.14.66
correo-e:

Subvencionado por:

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad X-solidaria