Noticias del Tercer Sector

- PVE

Miguel Ángel Pérez, jefe de comunicación del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo

"No podemos vivir creyendo que nuestra integridad física va a estar intacta"

El Hospital de Parapléjicos de Toledo lleva casi 50 años prestando un servicio único en España. Miguel Ángel Pérez, al mando de la comunicación del centro, explica cómo es la comunidad de personas que viven allí, la particularidad de sus tratamientos y lo necesario de educar a la juventud en valores con proyectos como Curar y Cantar que unió música y voluntariado el pasado 21 de junio

Imprimir noticia

Leo Cobo. Curar y Cantar 2018

El hospital de parapléjicos de Toledo es único en España, ¿cuéntanos qué tiene de singular?

Es el único hospital público de referencia en toda España que está dedicado a la atención exclusiva de personas con lesiones medulares y espinales. Nuestra atención se divide en tres áreas: Tratamiento, investigación y rehabilitación integral. La forma de trabajar que tenemos es también única, ya que empleamos una concepción holística de las personas. Es decir, a la hora de organizar un tratamiento tenemos en cuenta todos los condicionantes que afectan a cada paciente: la situación de accesibilidad, realidad familiar, aspectos de ocio, etc.

¿Cómo son los y las pacientes que atendéis?

Provienen de toda España y las causas que les traen aquí, al igual que la comunidad de pacientes, es muy heterogénea. Desde personas con afecciones traumáticas a enfermedades que afectan a la médula. Es cierto que la edad media ha subido en los últimos años. En cuanto a la proporción por sexos es mayor para los hombres. En caso de las patologías por accidente siempre habíamos tenido mayoría por tráfico, pero de un tiempo a esta parte vemos más personas que llegan por caídas causales, accidentes laborales o deportivos.

¿Qué método de asistencia empleáis?

Trabajamos de forma muy personalizada. Cada lesión y paciente es un mundo complejo y único por eso tratamos de ser lo más minuciosos y concretos en cada uno de los casos. Al margen de ello, es muy importante tener en cuenta que cada proceso depende de la gravedad y el tipo de lesión. En términos generales hay etapa de encamamiento, reposo tras la dolencia en la que se comienza a trabajar física y psíquicamente con el paciente. Después está la etapa de sedestación, en la que se comienza con la fisioterapia, y se procede a la movilidad teniendo muy en cuenta que lo que buscamos es lograr para ellos la mayor independencia posible.

¿Qué actividades son básicas para la recuperación de las personas?

El deporte es básico para la movilidad de los pacientes, hacemos natación, baloncesto, tenis de mesa. Se trata de ofrecerles herramientas con las que se sientan válidos, el deporte abre nuevos horizontes a la recuperación y la esperanza. Después intentamos hacer diversas actividades de ocio inclusivo.

Una de estas actividades es Curar y Cantar, que hicisteis hace unas semanas en colaboración con la Plataforma del Voluntariado de España, ¿cómo ha surgido esta idea?

Ha sido una carambola del azar genial que surgió gracias al Doctor Sánchez Ramos que fue el nexo en común, conocía el proyecto y lo presentó al equipo de recuperación complementaria del Hospital que ha desarrollado el proyecto aquí. Realmente estamos muy contentos con los valores que transmite. La solidaridad y el voluntariado son muy necesarios en la sociedad e inculcárselo a la juventud es muy importante.

¿Cómo reciben los pacientes este tipo de espectáculos?

Por lo común muy bien, sí que es cierto que en muchas ocasiones la asistencia depende un poco de cuáles son las fases de tratamiento por la que están pasando los pacientes. Pero siempre que pueden se acercan. Es habitual hacer actos culturales o de ocio; humoristas, magos, talleres de teatro han pasado por aquí brindando a los pacientes la oportunidad a hacer de este un lugar más amable.

¿De qué forma está implantado el voluntariado en vuestro hospital?

Creo que sería necesario ahondar en el papel del voluntariado para nosotras e incrementarlo. Actualmente tenemos personas voluntarias en actividades deportivas y prestan su labor a muchos pacientes facilitando gestiones personales o administrativas. Hemos visto vínculos muy bonitos.

Qué importancia tiene inculcarle a los menores los valores del voluntariado

Es muy necesario. No podemos tener una juventud pegada a las pantallas, hemos pasado del teléfono fijo a la fijación por el móvil. Para el crecimiento de cada persona creo que es necesario mirar a los ojos, escuchar las distintas realidades, entender qué es lo que sucede en la vida. La educación en valores es fundamental para construir la sociedad implicada.

¿Por qué es necesario conocer la realidad del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo?

En este tipo de entornos y realidades es necesario interactuar, ver visiones distintas desde fuera. Siendo realistas no podemos vivir pensando que nuestra integridad física o psíquica va a estar ahí siempre porque en cualquier momento nos puede cambiar la vida. Si todos fuéramos conscientes de ello tendríamos una mirada mucho más integradora, existiría la normalización total de la discapacidad. Para ello es imprescindible intercambiar conocimientos y conocer otras vidas al margen de la propia.

Buscador de noticias

buscar

C/ Tribulete nº 18, local. 28012 Madrid
Tel: 91.541.14.66
correo-e:

Subvencionado por:

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad X-solidaria