Noticias del Tercer Sector

- PVE

Pablo Buhigas, voluntario socio-sanitario.

"En el voluntariado nunca te dejan de lado"

Pablo tiene 31 años y nació en las Palmas de Gran Canaria. Su experiencia demuestra que ninguna barrera es capaz de detenernos si queremos hacer algo; cuando existe motivación. Con una discapacidad intelectual del 65%, Pablo trabaja con Plena Inclusión, y en su tiempo libre hace voluntariado con niños y niñas con cáncer en la Asociación Pequeños Valientes. Además, le queda tiempo para colaborar en proyectos de Cruz Roja.

Imprimir noticia

¿Qué tipo de voluntariado haces?

Normalmente voy a Plena Inclusión de Gran Canarias, al servicio de lectura fácil. Después, algunos fines de semana, hago Socorro y Emergencias de la Cruz Roja, a los partidos de baloncesto. También estoy en la Asociación Pequeños Valientes con niños con cáncer. Soy voluntario en la Cruz Roja y en la Asociación pequeños valientes.

¿Desde cuándo?

Con la Cruz Roja desde 2013, hace 4 años, y en la Asociación pequeños valientes llevo un año, más o menos.

¿Cómo llegaste al voluntariado?

Porque había un amigo de Cruz Roja que me dijo: "Pablo ve para ayudar a la gente" . Ahí me metí poco a poco y he ido creciendo. 

¿Cuál fue tu motivación?

Me gusta ayudar a la gente que no tiene recursos para vivir y también a los niños que necesitan jugar con nosotros para olvidar donde están, por ejemplo en el hospital, que están allí todo el día. Ellos necesitan que vaya un voluntario o alguien para animarles y ayudarles. Además, me encanta lo de emergencias, por eso soy voluntario en socorro y emergencias, para para echar una mano si a alguien le pasa algo durante los partidos.

¿Qué actividades desarrollas?

En Cruz Roja estoy en distintos proyectos: en el materno dónde se apoya a los niños. Voy a los hospitales donde Cruz Roja tiene un aula, allí subimos a los niños a jugar, les enseñamos a hacer manualidades. Algunas veces va un payaso a jugar con ellos y nosotros apoyamos al payaso. Con socorro y emergencias, apoyo en los partidos y en los carnavales. También estoy en otro proyecto donde los pacientes vienen para darse tratamiento y hay gente que los acompaña. Además, en Pequeños Valientes  llevamos a los niños de acampada y ahorramos dinero para que la Asociación haga cosas por los niños.

¿Tú discapacidad te afecta para hacer voluntariado?

Para nada.  Me enseñan y me tratan como una persona normal. Hay algunas asociaciones en as que a las personas con discapacidad las tratan diferente, pero en la Cruz Roja y la Asociación Pequeños Valientes te tratan muy bien.

¿Qué significa para ti hacer voluntariado?

Mucho;  aprendo un montón de cosas.  Me hace sentir muy bien, me encanta ayudar. Creo que por el voluntariado ahora soy mejor persona, porque si veo a alguien en la calle que necesita ayuda o a una persona mayor, yo les ayudo sin ningún problema, antes no lo hacía.

¿Qué piensas que aporta el voluntariado a la sociedad?

A veces la sociedad no sabe qué es el voluntariado, incluso algunas personas me preguntan si me pagan por ser voluntario. Si no hubiera voluntarios no existirían las asociaciones y no habría ayuda.

¿Tienes alguna anécdota para contarnos?

Había una niña que ya no está con nosotros, que siempre que me veía corría hacia mí, quería que la acompañara a ponerse los medicamentos y no quería que me fuera de oncología. La pinchaban y le daban mucho miedo las agujas, entonces yo estaba con ella y le cogía la mano.

¿Qué les dirías a las personas que tienen discapacidad y  creen que no pueden hacer voluntariado?

Que hay que intentarlo, que no hay barreras. Si no entiendes algo te lo explican  4 o 10 veces, te arropan y  en el voluntariado nunca te dejan de lado.

Buscador de noticias

buscar

C/ Tribulete nº 18, local. 28012 Madrid
Tel: 91.541.14.66
correo-e:

Subvencionado por:

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad X-solidaria