Noticias del Tercer Sector

- PVE

Eva García Hiernaux, voluntaria en el ámbito comunitario

"Hay una persona más feliz, más integrada y con mayor igualdad de oportunidades"

Eva tiene 21 años, es educadora social y estudiante de lengua de signos española. Nunca pensó hacer voluntariado pero sabía que la comunicación es fundamental a la hora de descubrir el mundo y quiso ser útil. El apoyo a Micaela, una adolescente sorda de 15 años, ha enriquecido su vida. Ahora quiere demostrar que lo único que no puede hacer una persona sorda es oír.

Imprimir noticia

¿Cómo empezaste en el voluntariado?

Soy estudiante de Educación social y además estoy estudiando lengua de signos española en la Federación de Personas Sordas de la Comunidad de Madrid. Es mi tercer año; el que viene será el último. Empecé porque el año pasado estaba de prácticas en la asociación La Rueca y signaba con una de las niñas de la asociación que es sorda. Ese año me comentaron que buscaban una persona que la acompañara en el proceso,  hablé con ellos y así empecé mi voluntariado. 

¿Qué te motivó a elegir colaborar con La Rueca?

Este es mi primer voluntariado. Ya conocía la Asociación, así que decidí hacerlo para ayudar o facilitar, primero, el trabajo de la niña, y segundo, el trabajo de los educadores. Ella se llama Micaela tiene 15 años y se encuentra en un programa de pro-infancia que brinda apoyo económico a las familias para material escolar, ropa, etc., apoyo extra-escolar,  ocio formativo... se trata básicamente de que los niños y niñas tengan opciones más saludables.

En algún momento me planteé hacer voluntariado, pero el tiempo no me daba para nada y no había encontrado uno que me convenciera. Con éste estoy encantada.

Cuéntanos algo de tu tarea

Lo que hago principalmente es cubrir la necesidad de comunicación de Micaela. En el tiempo de apoyo escolar la acompaño mientras realiza sus deberes del colegio, así si tiene alguna duda, puede preguntármelo a mí . Micaela además no es española es moldava así que tiene una doble necesidad por que la lengua española tampoco es su lengua materna con lo que tiene más de dificultades para comprender el lenguaje.

Mi voluntariado no solo pretende facilitar la comunicación de Micaela, sino que busca visibilizar su situación. Me parece un buen proyecto de cara a que tanto educadores como sus compañeros aprendieran poco a poco lengua de signos para que ellos mismos puedan comunicarse con ella.

También hemos intentado trabajar el tema de la inclusión de las personas sordas y un poco de sensibilización, el hecho de que yo esté ahí hace que a los compañeros de Micaela y a los educadores les llame la atención y se preocupen por el tema. Además se acercan más a ella y eso hace que ella también desarrolle habilidades sociales, porque Micaela, además de ser una adolescente, con toda la carga emocional que eso conlleva, está en riesgo de exclusión. 

¿Qué es lo que más te gusta? Y ¿Qué es lo que menos te gusta de tu tarea?

Lo que más me gusta es ver que gracias a lo que hago hay una persona más feliz, más integrada y con mayor igualdad de oportunidades, Ver que puede y que está mucho más contenta, para mí es fundamental y disfruto mucho. Además, comparto y hago actividades con otros chavales.

Lo que menos me gusta es no tener muy definido mi papel. Se lo que quiero: que ella se integre, sensibilizar a los demás y que aprendan lengua de signos. Pero tampoco tengo unas funciones claras;  estoy ahí como para todo. Creo que es una cuestión de organización con el equipo, es la primera vez que se realiza este tipo voluntariado en la asociación así que hay mucho que aprender. 

¿Puedes contarnos alguna experiencia que hayas tenido haciendo voluntariado?

Propuse preparar una canción que les gustara a todos en lengua de signos española para que todos la aprendiesen y que Micaela les ayudase. Justo el sábado pasado hicimos una representación en un encuentro comunitario y fue bastante emotivo. No solo la  presentación sino la preparación, porque es un proceso en el que Micaela tomó eñ protagonismo. Sus compañeros comparten más con ella, le prestan atención y ella puede compartir o transmitir sus conocimientos como sorda.

 ¿Qué crees que se puede mejorar ?

Bueno pues en la asociación hay otros tipos de voluntariado como de monitor o educador social y ellos tienen claras y definidas sus actividades y tienen una persona que les guía en lo que hacen. Pero como lo mío no. Creo que es falta de experiencia en el tema. Así que sería bueno hacer reuniones de seguimiento y evaluación más frecuentes sobre la tarea que realizo y el papel que desempeño.

¿Qué les dirías a las personas para que se animen a hacer voluntariado?

Entiendo  que en este mundo de lo social siempre se cree que todos lo hacen por autorrealización o vocación, pero es importante también que el trabajo se cobre, porque  el voluntariado es genial pero a veces se aprovechan de esa vocación y se deja un poco de lado lo que es un trabajo.

Animo a todo el mundo a que haga voluntariado sobre todo para encontrar un lugar en la vida; con el voluntariado me di cuenta de que lo que quería hacer en mi vida es esto. 

Buscador de noticias

buscar

C/ Tribulete nº 18, local. 28012 Madrid
Tel: 91.541.14.66
correo-e:

Subvencionado por:

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad X-solidaria