Noticias del Tercer Sector

- Nuestras entidades

Un vaso de leche

Imprimir noticia
Vaso de leche. No, no es el desayuno de la mañana ni una petición, sino que se trata de un proyecto que nace de la iniciativa de un grupo de estudiantes de periodismo de Perú, que se cansó de ver cómo algo tan simple como un vaso de leche no era accesible para un gran número de sus compatriotas. Decidieron ponerse manos a la obra e ir por las comunidades apoyando y difundiendo información sobre este proyecto, iniciativa del gobierno, en comedores que gestionaban las mujeres de dichas comunidades. En él se proporcionaban leche y cereales, destinados, sobre todo, a los niños. A raíz de estos encuentros surgió un programa de radio llamado "Nuestra Vida", en el que las mujeres no sólo se expresaban sino que, además, mejoraban su capacidad de hablar en público y adquirían habilidades que, sin darse cuenta, se fueron convirtiendo en herramientas para empezar a participar en un mundo tradicionalmente masculino. Se iniciaron talleres de oratoria en los que ellas aprendieron a demandar sus derechos como ciudadanas, así como liderazgos y la participación en la toma de decisiones públicas. Además de los derechos se empezaron a trabajar sus responsabilidades conforme a estos y sus deberes y obligaciones como ciudadanas, no solamente demandando sino también haciendo propuestas, éstas no tenían por qué estar dedicadas exclusivamente a cuestiones de género, sino que iban dedicadas a la comunidad en un sentido más integrador. A partir de estos pequeños proyectos, en los que no sólo se trabajaba con las mujeres sino con la comunidad como un todo, se empezó a promover la inclusión de la mujer en el mundo político. Se realizaron varios sondeos en los que se vio que la opinión pública era favorable a que las mujeres entraran en política. Al mismo tiempo, se aprobó una ley de cuotas en la que cada lista electoral debía tener un 30% de mujeres. A pesar de todo esto, que hace pensar que las mujeres tenían el camino fácil en este sentido, la realidad era que se mostraban reacias puesto que tenían miedo a la reacción de su entorno social; pese a todo, superaron ese obstáculo. Esta experiencia demuestra cómo cada vez va siendo más importante para todos los organismos que trabajan en desarrollo incluir la dimensión de género (igualdad hombre-mujer) en todos sus proyectos. La ONG peruana Calandria es una de las que en la actualidad sigue desarrollando estos proyectos, es sólo un ejemplo de las muchas organizaciones que se dedican a esto.

Buscador de noticias

buscar

C/ Tribulete nº 18, local. 28012 Madrid
Tel: 91.541.14.66
correo-e:

Subvencionado por:

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad X-solidaria