Noticias del Tercer Sector

- Nuestras entidades

Discurso de entrega de los Premios Apoyo al Voluntariado

Imprimir noticia
Discurso de Carmen Laviña, presidenta de la Plataforma del Voluntariado de España, en la entrega de los Premios Apoyo al Voluntariado. Durante años la Plataforma del Voluntariado de España ha soslayado lo de los Premios al Voluntariado porque estamos convencidos de que el mejor premio de las personas que dedican su tiempo y su esfuerzo a la acción voluntaria, es precisamente, el de poder realizarse a través de la participación ciudadana y la solidaridad con aquellos seres humanos que han corrido una peor suerte vital que ellos. Son personas que han recibido de la vida el mejor Premio: el de la fraternidad, el de la humanidad, el de la calidez, el de la empatía, el de la posesión de valores que sólo tienen, y sólo ejercen, los más grandes, y por tanto, los más callados. ¿Cómo competir con ese Premio, con un trozo de madera y una placa con su nombre diciendo lo buenos que son? No. No lo considerábamos posible. Sin embargo, a lo largo de los años, nos hemos ido encontrando en la Plataforma con personas excepcionales que apoyaban precisamente a esos voluntarios y voluntarias con su ejemplo personal, con el desarrollo de su trabajo, con apoyo económico, con ideología, con publicaciones… Personas públicas, o que permanecían en la sombra de la humildad. Hombres y mujeres que se creen “eso del Voluntariado” porque apuestan por la justicia social y por las personas y organizaciones que posibilitan que esa justicia sea una realidad. ¿Cómo, pues, cerrar los ojos, volver la espalda, esconder la mano ante ellas? ¿Cómo no decirles gracias? ¿Cómo no contarlo al mundo, no tanto para “avergonzarles” con el reconocimiento, como para que cunda su ejemplo? Esas preguntas son las que resolvimos con la institución de los “Premios de Apoyo al Voluntariado”. A propósito hemos buscado personas que han hecho mucho por este movimiento de transformación social y que no son famosas, aunque sí populares en los círculos en los que se desenvuelven. No podría ser de otra manera, porque son lo más importante que se puede ser: buenas personas. Militantes de valores. Solidarios solitarios. Voluntarios huérfanos de organización. Los queremos acoger, los queremos premiar y sobre todo queremos decirles aquí, entre nosotros, a media voz: sinceramente, ….¡gracias! La primera persona a la que queremos entregar un galardón en esta I Edición de los Premios de Apoyo al Voluntariado es un hombre. Le conocí hace años, y los años precisamente han hecho que nos reconociéramos mutuamente. Yo antes era la “enfant terrible” como me calificó en su día, él, el funcionario serio que, en su ejercicio como técnico, tenía como responsabilidad el Voluntariado, en el Ministerio de Trabajo y Asunto Sociales. Hace tiempo que somos, cuando menos, estrechos colaboradores, y por ello desde la PVE queremos reconocerle el esfuerzo, la dedicación, la profesionalidad que ha dedicado a su trabajo, que no es otro que el de favorecer el movimiento voluntario y el asociacionismo de las personas solidarias. En gran parte gracias a él, aunque él jamás lo admitirá, la Plataforma del Voluntariado de España, ha conseguido subvenciones, ha logrado estar y aparecer en los Congresos Estatales, ha tenido lugar y trato privilegiado en el Consejo Estatal de ONG, en la participación en los Planes Estatales de Voluntariado, en la puesta en marcha del Observatorio… Son tantas las cosas que hay que agradecer a Felipe Laserna que sólo se me ocurre decirle una cosa: “Querido Felipe, la mejor carrera que has hecho, la mejor maratón que has corrido, es la de tu trabajo bien hecho. Gracias por ello”. He hecho muy mal en maquillarme hoy porque sabía que iba a llorar… que una parece que tiene mal genio pero en el fondo es una tierna. Al siguiente premiado le conocí cuando se celebró el Congreso Estatal de Voluntariado, precisamente aquí en la ciudad de Granada y que resultó ser todo un éxito pese al cartel anunciador que diseñaron… Fue por teléfono y hablando precisamente del programa de dicho Congreso. Habíamos leído los temas en la Plataforma y se nos habían puesto los pelos de punta porque trataba todos los temas conflictivos, todos los puntos en los que hay disensiones –y a veces profundas—entre las ONG, las Administraciones, las Empresas y todos los que quieren incluirse dentro del Tercer Sector sin serlo, o sin serlo plenamente. Bastaron unos pocos minutos de charla para comprender que teníamos un aliado. Para saber que no en vano Andalucía tenía la Ley de Voluntariado más progresista de España, y para su desarrollo al mejor director de la Agencia de Voluntariado. Manuel de la Plata ha sido desde entonces un cómplice de la Plataforma del Voluntariado de España y de todas las territoriales andaluzas, hasta el punto de ir a verle a Sevilla y decirle que en el AVE hemos cambiado de idea sobre la propuesta que traíamos para la Escuela de Otoño, que se la contábamos de palabra, y decir: “vale de acuerdo, ¿que necesitáis?” Este es un premio para un político que entiende que la polis la compone la ciudadanía y sobre todo la que menos recursos tiene y más necesidades sufre. ¡Manolo! Bueno, ahora le toca el turno a una mujer. A una institución. A ambas porque pensar en una es pensar en la otra. Con ella puedo ser menos objetiva que con nadie por el hecho de ser mujer y compartir estilos de vida, si vida se puede llamar a las interminables jornadas de trabajo. Hace también años que nos conocemos pero la que recuerdo como primera vez es cuando fui a renunciar a un dinero que habían dado a la PVE anteriormente a que me hiciera cargo de la Presidencia, porque no había tiempo para realizar la Actividad, o para al menos realizarla como a nosotros nos gustan las cosas: bien hechas. Iba con el miedo a que esa renuncia supusiera que no nos dieran más subvenciones en el futuro, pero estaba equivocada. No conocía bien a María Fernanda Ayán, para la que la honestidad y la profesionalidad son valores inseparables, no solo a su trabajo, sino también a su persona. Qué decir del apoyo de María Fernanda a través de la Obra Social Caja Madrid. No sólo nos han financiado investigaciones, publicaciones, programas, autobuses… Es que la he consultado cosas, hemos acudido a ella y ella nos ha comprendido y sobre todo nos ha mostrado que Caja Madrid, tiene alma y que respira, precisamente el mismo aire de quienes necesitan de ella para sustentar sus cuerpos. María Fernanda me ha llamado y no puede, desgraciadamente, estar con nosotros, pero en representación de la Caja viene Javier Bouzalongo, director de la oficina principal de Caja Madrid en Granada. Uffffffffff, he dejado para el final no a una persona sino a todo un personaje. Es maestroescuela, pimentero, sindicalista, político, asociacionista, progresista, voluntario… De todo es militante porque todo lo hace con pasión, además de con ciencia y arte. Comprometido con la vida, torea con la enfermedad y la emplaza a que se atreva a meterse con uno de los buenos, con uno de los necesarios, con uno que tiene parcelas de corazón en muchas personas. Parcelas que riegan con cariño para que la amistad con él florezca, no se marchite nunca. Claudio López, nuestro Claudio, nuestro presidente de la Plataforma de Valladolid es único. Habrá algunos mejores y otros muchos peores, pero la claridad de ideas y los valores que sustenta, a través de la carrera de fondo de su larga experiencia, son únicos. Recordábamos hace unos días aquella vez que se nos puso tan malito en unos Encuentros o en una Escuela y cómo a pesar de ello siguió adelante con el apoyo de sus compañeros y de su querida                             . Necesitamos que sigas combatiendo Claudio. Que ni los años ni los estetoscopios puedan contigo. Necesitamos todavía aprender mucho de tu compromiso con la vida y con las causas perdidas, menos perdidas cuando tú las haces tuyas.  Por todo ello, para que te sirva de aliento, queremos hacerte entrega de este I premio de apoyo al voluntariado, del que has hecho el eje central de tu existencia. Gracias por estar con nosotros. DAMOS POR CLAUSURADA LA I EDICIÓN DE LOS PREMIOS.

Buscador de noticias

buscar

C/ Tribulete nº 18, local. 28012 Madrid
Tel: 91.541.14.66
correo-e:

Subvencionado por:

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad X-solidaria