Noticias del Tercer Sector

- PVE

Más de 11.000 personas hacen voluntariado en UDP

Imprimir noticia

Cerca de 11.500 personas forman parte del programa de Voluntariado Social de UDP. De estos, 7.500 son usuarios y 4.000 son voluntarios mayores que les atienden, aumentando en este curso un 19,5%.

El 88% de los voluntarios son mayores de 65 años y un 10% mayores de 90 años; el 63% son mujeres; y el 83% dedica entre cuatro y cinco horas semanales a las labores de voluntariado; sólo en Castilla-La Mancha, los cerca de 2.200 voluntarios dedicaron 145.000 horas en 2011. El programa está presente en 285 localidades de 17 provincias de toda España.

Desde que en 1995 arrancara el programa, más de 5.500 mayores han desarrollado las labores de voluntariado, que han sumado cerca de dos millones de horas a esta función.

Este es el caso de Virgilio Lozano que trabajó para la administración hasta su jubilación. Después entró en UDP y comenzó su carrera en el campo del asociacionismo de mayores. En 2001 acudió a su primer curso de voluntariado, en Alagón (Cáceres), de donde salieron los cinco primeros voluntarios de Extremadura. Diez años después, Virgilio es uno de los voluntarios más veteranos de la organización, además del coordinador del programa en la provincia de Cáceres que dispone en la actualidad de 176 voluntarios.

Hoy sigue siendo voluntario y dice que “el compromiso que se adquiere es para siempre. Yo soy voluntario porque quiero y me da la gana, nadie me obliga. Yo en ocasiones he acudido a mi visita estando enfermo y he vuelto a casa perfectamente. Esto se hace por convencimiento. Es importante tener esto claro antes de comprometerte. Si no estás seguro, si no tienes esa ilusión por ayudar a los demás, mejor no te metas” –concluye Virgilio.

Dolores Espinosa es nueva en el desarrollo de este programa. Lleva un tiempo intentando poner en marcha el programa en Valladolid, pero encuentra muchas dificultades. En su opinión, en las grandes ciudades las administraciones se ocupan de todos los servicios y les está resultando difícil encontrar la manera de colaborar. No obstante no se rinde. Cuenta con 20 voluntarios y trabaja en residencias y centros de día. Sabe que hay muchas personas que necesitan compañía y ella quiere ayudar. Quien ha manejado una casa durante años seguro que tiene recursos suficientes para seguir adelante. Le han surgido con los años inquietudes solidarias, ya colaboró con Mensajeros de la Paz en el Teléfono Dorado y ahora quiere dar un impulso al voluntariado en la zona.

A Loli y a Virgilio, como a todos los integrantes del programa, les mueven los mismos valores, la satisfacción de emplear parte de su tiempo en hacer el bien a los demás. Eso es lo fundamental, la voluntad de ayudar.

Para poder aprovechar este valioso capital humano, se viene desarrollando desde hace 16 años el Programa de Voluntariado Social de Mayores para Mayores de UDP.

A través de las asociaciones, los socios son informados de la existencia del programa, y se selecciona a aquellos que muestran interés. A estos se les informa de las características del programa y se les imparte un curso de formación con la finalidad de implantar el programa en su zona de influencia.

Una vez implantado el programa se crean las bases para la expansión del mismo, a través de la capacitación de voluntarios como gestores y formadores de futuros voluntarios o gestores en otros ámbitos de actuación. De esta forma, el programa ha ido creciendo y evolucionando, configurándose como uno de los programas más importantes de la organización.

Una de las características más destacadas del Programa es que se producen muy pocas bajas entre los voluntarios. El compromiso adquirido se mantiene con el tiempo y se establecen vínculos profundos entre usuario y voluntarios que van mucho más allá de la prestación de un servicio. En muchas ocasiones, el voluntario acaba siendo usuario, y precisando la ayuda de otros voluntarios, con lo que el programa cierra un círculo de atención positivo para la sociedad y para los socios de UDP que se benefician de la posibilidad de acogerse al programa.

Para Isidoro Fernández, coordinador del Programa de Voluntariado en Extremadura, “Nuestro problema es la extensión del territorio que tenemos que cubrir, y la población muy envejecida de algunos pueblos. En nuestro caso, ni las autoridades autonómicas ni las locales están contribuyendo al desarrollo del programa. En estas condiciones es difícil realizar cualquier tipo de actividad, pues tenemos que poner en muchas ocasiones dinero de nuestro bolsillo, pero lo fundamental es continuar motivando a las personas para que sigan desempeñando su labor” explica Isidoro.

Isidoro trabajo durante años en el campo de las telecomunicaciones. Tampoco sabía nada de voluntariado cuando empezó a promover el programa entre los jubilados de Extremadura hace diez años. Pese a las dificultades actuales para conseguir financiación, sigue trabajando día a día para difundir el programa en la región. Un motivo poderoso le impulsa, al igual que al resto de voluntarios de UDP: ayudar a que los demás vivan un poco mejor.

Unión Democrática de Pensionistas
La UDP es la primera organización de mayores del país, con más de 2.300 asociaciones en toda España, Alemania, Francia y Suiza, que agrupan a más de un millón quinientos mil socios. Desde hace 33 años desarrolla actividades en defensa de los intereses de las personas mayores y en la promoción del envejecimiento activo. Ostenta la vicepresidencia del Consejo Estatal de Personas Mayores, y es miembro de la Plataforma de ONG’s de Acción Social; de la Plataforma de Promoción de Voluntariado y del Foro Europeo sobre el Envejecimiento Saludable, entre otras entidades. www.mayoresudp.org.

Buscador de noticias

buscar

C/ Tribulete nº 18, local. 28012 Madrid
Tel: 91.541.14.66
correo-e:

Subvencionado por:

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad X-solidaria