Noticias del Tercer Sector

- PVE

La Red Cáritas rechaza la intervención militar como solución al conflicto Sirio

Imprimir noticia

Cáritas Española se suma al llamamiento lanzado por Caritas Internationalis a la comunidad mundial para que dedique todos sus esfuerzos diplomáticos a intentar resolver el conflicto que desangra Siria a través del diálogo y no de la intervención militar.

Para la red Caritas, este conflicto armado sólo podrá terminar si se llevan a cabo “negociaciones de paz inclusivas”, en el marco de un amplio diálogo en el que participen todos los actores de la sociedad siria con el apoyo de la comunidad internacional.

Como denuncia Cáritas Internationalis, el presunto empleo de armas químicas en Damasco ha agudizado todavía más la catástrofe humana que sufre la población –más de 100.000 muertos y dos millones de refugiados– y ha puesto de manifiesto que la obligación de los líderes mundiales tiene que ser encontrar un fin al sufrimiento del pueblo sirio.

Condena del uso de armas químicas

“El empleo de armas químicas es un crimen horrible”, denuncia Caritas Internationalis en una nota de prensa en la que condena todos los ataques contra civiles y en la que explica que la población no necesita más derramamiento de sangre, sino un rápido fin de la guerra. Para Michel Roy, secretario general de Cáritas Internationalis, la intervención de las potencias extranjeras en la zona podría extender la guerra y aumentar el sufrimiento. “La última década es testigo de las trágicas consecuencias de la intervención militar en Libia, Afganistán o Iraq”, ha señalado.

En los mismos términos se ha expresado Jorge Nuño, secretario general de Cáritas Europa, que se muestra convencido de que, ahora más que nunca, “es necesario respetar los principios humanitarios de paz, imparcialidad, neutralidad e independencia” para poder ayudar a todas aquellas personas que son víctimas de esta guerra, estén dentro o fuera de Siria. “El uso de armas químicas es un crimen contra la humanidad, del que deben rendir cuentas sus responsables; pero, ahora, un ataque militar de las fuerzas internacionales expone a miles de personas a más peligros”, ha añadido.

En ese sentido, Cáritas Europa cree que la única solución humanitaria posible es el diálogo y que la prioridad debe ser revitalizar las conversaciones de paz de Ginebra –planeadas el pasado mes de mayo, y ahora aplazadas– como un primer paso hacia el alto el fuego. “Oramos para que la paz y la justicia reinen de nuevo y para que se encuentre una solución política en la Conferencia de Ginebra”, concluye Jorge Nuño.

Cáritas sigue prestando asistencia humanitaria

Toda la red Internacional de Cáritas está trabajando dentro de Siria y en los países para responder a la crisis humanitaria causada por el conflicto. Según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), esta guerra ha causado más desplazados y refugiados que ningún otro conflicto en el mundo. Desde el inicio del conflicto, un total de seis millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares, de las cuales 4,25 millones son desplazados internos dentro de Siria y otros dos millones refugiados en Estados vecinos; de estos últimos, la mitad son niños.

Durante los dos últimos años, Cáritas Española ha venido respondiendo a las sucesivas llamadas de emergencia de Cáritas Líbano para atender a los 600.000 sirios que han buscado refugio en su territorio y que han sido registradas oficialmente.

La última aportación de Cáritas Española a la Cáritas Libanesa ha sido la aprobación de un fondo de 376.064 euros para ayuda de emergencia a los refugiados sirios y a las familias de acogida libanesas especialmente vulnerables, que cuenta con la cofinanciación de la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo (AECID).

Buscador de noticias

buscar

C/ Tribulete nº 18, local. 28012 Madrid
Tel: 91.541.14.66
correo-e:

Subvencionado por:

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad X-solidaria