Noticias del Tercer Sector

- Nuestras entidades

La red CÁRITAS proporciona ayuda de emergencia a 100.000 refugiados sirios en Líbano, Turquía y Jordania

Imprimir noticia
Más de 100.000 personas afectadas por la violencia que tiñe de sangre el conflicto sirio están recibiendo ayuda de emergencia por parte de las Caritas locales en Siria, Líbano, Jordania y Turquía. Todas ellas han lanzado en los últimos meses diversos llamamientos de ayuda urgente a las Cáritas donantes de la red internacional con objeto de recaudar los fondos indispensables para financiar los distintos programas de acogida de los cientos de miles de refugiados y desplazados como consecuencia de la violencia. Respuesta fraterna de Cáritas Española A fecha de hoy, el importe global de las peticiones de ayuda de estas cuatro Cáritas nacionales asciende a 5 millones de euros, a los que Cáritas Española está apoyando de forma fraterna. Esta misma semana, el Equipo Directivo de Cáritas Española ha aprobado un fondo de 100.000 euros para responder a la petición de ayuda lanzada por Cáritas Turquía para garantizar ayuda humanitaria a unos 15.000 refugiados sirios acogidos en los campos de Kilis y Reyhanli, en la región de Hatay. Esta partida se suma a las ya aprobadas en septiembre y diciembre de 2012 por valor de 100.000 y 70.000 euros, respectivamente, para responder a sendos llamamientos de las Cáritas del Líbano y de Siria. Acelerado deterioro de las condiciones de vida Según alertan los responsables de las Cáritas de la región, a medida que se dispara la escalada de la violencia en Siria, las condiciones de vida en el interior del país se deterioran rápidamente debido a la falta de alimentos, agua potable, refugio y atención médica. A las decenas de miles de muertos a causa del conflicto, se añade el drama de los más de 2,5 millones de personas desplazadas o refugiadas que necesitan ayuda urgente. Millón y medio de desplazados internos Se calcula que más de 1,5 millones de sirios que han abandonado sus hogares permanecen en el interior de Siria como desplazados. Se trata, en muchos casos, de familias que duermen al aire libre, en escuelas abandonadas o en campamentos improvisados. A pesar de las dificultades logísticas y de las condiciones de inseguridad, Cáritas Siria sigue desarrollando sus programas de emergencia, centrados en la distribución de productos de primera necesidad a los desplazados en Damasco, Alepo, Homs y Hassakeh. Como explica el presidente de Cáritas Siria, monseñor Antoine Audo, "estamos coordinando el suministro de ayuda de emergencia para decenas de miles de personas desesperadas, que carecen de alimentos, atención médica y vivienda. Ellas, como todos nosotros, tienen miedo. Y no saben cuál será su futuro". Medio millón de refugiados en Turquía, Jordania y Líbano Por otra parte, se estima que más de medio millón de sirios han huido a los países vecinos. Esta cifra se ha incrementado en los últimos meses y se espera que este mismo mes salgan del país otros 200.000. En plena temporada de invierno, la prioridad de la red Cáritas en toda la región está siendo la de combatir los efectos de las bajas temperaturas en los damnificados mediante el reparto de ropa de abrigo, mantas y combustible para calefacción, junto con productos de primera necesidad como alimentos y artículos de higiene, así como asistencia médica de urgencia. La pesadilla de Ismail “Esto es una pesadilla. Pero sé que despertaremos pronto para encontrarnos de nuevo en nuestra querido Siria", asegura Ismail, un refugiado de 30 años originario de la ciudad siria de Homs que ha cruzado la frontera hacia Jordania. "A veces siento que esto es solo un sueño, pero entonces las dificultades te golpean y te devuelven a la realidad". Más de 26.500 refugiados sirios han entrado en Jordania desde el 1 de enero, casi doble que los registrados en diciembre. Y decenas de miles más están esperando para cruzar y sumarse a los 300.000 refugiados que han llegado hasta la fecha al país vecino. Ismail huyó hace ocho meses con su esposa, Jihan, y sus tres hijos:RafiqMashaal y Yousef, de 6, 4 y 1 años de edad. "Yo llevaba cuatro meses bajo arresto en Siria. Gracias a un milagro, me las arreglé para escapar con mi familia a Jordania", relata. Al poco de llegar, otros refugiados sirios le hablaron del centro de Caritas Jordania en Zarqa. Acudió allí y, tras registrarse, recibió combustible, alimentos y otros artículos de primera necesidad. El helador clima invernal en esta región es uno de los mayores desafíos para las organizaciones de ayuda. Recientemente, en el campamento de Zaatari, las lluvias torrenciales y las fuertes ventiscas inundaron 500 tiendas de campaña. Caritas Jordania está llevando a cabo la campaña de invierno para los refugiados sirios, de la que se benefician también las familias jordanas en situación vulnerable. Este programa, que comenzó en diciembre, se prolongará hasta febrero de 2013. La situación en Turquía, donde están censados más de 123.000 refugiados sirios, es similar. La campaña de invierno puesta en marcha por Cáritas Turquía con el apoyo de Cáritas Española permitirá garantizar ayuda de primera necesidad a 15.000 refugiados durante tres meses.

Buscador de noticias

buscar

C/ Tribulete nº 18, local. 28012 Madrid
Tel: 91.541.14.66
correo-e:

Subvencionado por:

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad X-solidaria