Noticias del Tercer Sector

- Nuestras entidades

ACCEM alerta sobre la situación de las personas refugiadas

Imprimir noticia
Más de 43 millones de personas en el mundo se han visto obligadas a abandonar su lugar de origen o residencia habitual al sufrir violencia, amenazas y persecución a causa de su nacionalidad, religión, raza, opinión política o pertenencia a un grupo social determinado. Son refugiados, obligados a buscar asilo y protección lejos de su casa y de su entorno social y familiar. El 20 de junio se conmemora el Día Mundial del Refugiado y desde Accem, entidad especializada en el trabajo vinculado al asilo, queremos recordar que sólo en 2011 se recibieron en la Unión Europea un total de 302.000 solicitudes de asilo. De ellas, únicamente 3.422 solicitudes se realizaron en España. Actualmente se vive en nuestro país una grave crisis socio-económica cuya salida no se alcanza a vislumbrar. Esta difícil y tensa situación, sin embargo, no debe hacernos olvidar la gravedad de las circunstancias que obligan a una persona a dejar su lugar de residencia y convertirse en refugiada. La guerra, la persecución o la represión están detrás de los flujos de refugiados que proceden de países como Afganistán, Iraq, Somalia, República Democrática del Congo, Myanmar, Colombia o Sudán. La mayoría de los refugiados en el mundo son acogidos por los países o regiones limítrofes a sus lugares de origen. Son pocos los que llegan hasta España. Próximamente, está previsto que comience a funcionar un programa de reasentamiento en nuestro país, de acuerdo con la legislación vigente. El reasentamiento permite a los refugiados su establecimiento en un país distinto a su primer país de acogida. Es una forma de protección de la que se benefician cada año más de 80.000 refugiados en el mundo. Sin embargo, las dificultades para los refugiados no terminan con la instalación en el país de acogida. Quedará por delante el largo camino de la adaptación al nuevo medio y la integración social. En momentos de crisis como el actual, su situación es especialmente vulnerable. Los refugiados carecen, por una parte, de las redes sociales y familiares de apoyo con las que sí cuenta la población autóctona. Por otra, no tienen un país al que regresar, como sí puede tener la población inmigrante. Los refugiados no pueden volver. Los refugiados son personas acostumbradas a hacerse fuertes frente a la adversidad, a superar graves obstáculos y vivencias, a luchar. La sociedad española se ha caracterizado por su capacidad para dar acogida y refugio, por su sentido de la hospitalidad. De este encuentro únicamente pueden salir frutos positivos. En Accem seguiremos apostando y trabajando por ello.

Buscador de noticias

buscar

C/ Tribulete nº 18, local. 28012 Madrid
Tel: 91.541.14.66
correo-e:

Subvencionado por:

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad X-solidaria