Noticias del Tercer Sector

- Nuestras entidades

Viveret: "El dinero es un indicador inadecuado para medir la riqueza de un país"

Imprimir noticia
Pierre Viveret es experto en ciudadanía y consejero del Tribunal de Cuentas de Francia (París). Además, es uno de los iniciadores del proceso “Diálogos en humanidad” y de la Red Transformación Personal y Colectiva participante en el Foro Social Mundial (FSM) de Porto Alegre (Brasil) y miembro impulsor de ATTAC. Viveret apuesta por un nuevo método de medir la riqueza de las naciones que vaya más allá del dinero para centrarse en las personas y apuesta de manera clara por la cooperación y la solidaridad como medio para alcanzar una sociedad humana y ecológicamente sostenible. Está a favor de no usar el dinero como un método para medir la prosperidad del país. ¿Cómo podría el voluntariado ser un nuevo indicador de la riqueza de las naciones? El dinero es a menudo un indicador insuficiente y muchas veces inadecuado para medir la verdadera riqueza de un país, porque el producto interior bruto contabilliza positivamente flujos de caja ligados a la destrucción y no contabiliza los recursos naturales o humanos no monetarios. Una forma de registrar esta riqueza, en especial para el voluntariado, es el uso de unidades de tiempo, más universales y más estables que las unidades monetarias que varían diariamente en los mercados. Usted señala en su informe "Reconsiderar la riqueza" que "la fuerza original del principio de asociación (...) intenta, a través y más allá de la economía, cambiar la lógica guerrera de ganar-perder por la lógica cooperativa de ganar-ganar". ¿Vamos a ver la victoria del asociacionismo? Hemos entrado en un período muy agitado en el que la insostenibilidad ecológica, social y financiera del modelo dominante genera posibilidades de regresión (miedos, programas de austeridad, disturbios urbanos, aislamiento, etc.). Frente a estos riesgos que conducen a lógicas guerreras, sólo los enfoques cooperativos y solidarios sirven tanto para evitar lo peor, como para permitir la transición a modelos de desarrollo humana y ecológicamente sostenibles. Le repito una pregunta que usted mismo se planteaba en su informe "Reinventando la riqueza". ¿Por qué debemos transmitir a nuestros hijos conceptos como el altruismo, el mérito o el civismo si continuamente tienen como modelo de éxito financiero uno basado en el individualismo, el dinero fácil y el esquivar las regulaciones y la ley? Toda la contradicción de un capitalismo basado en la tesis de Bernard de Mandeville según la cual "los vicios privados hacen la riqueza pública" se convierte todavía en más chocante en una época en donde más del 95% de transacciones financieras diarias son de naturaleza especulativa. Cuando el primer ministro británico, David Cameron atribuye los disturbios urbanos en Inglaterra a la falta de educación y de discernimiento moral de los jóvenes se olvida de decir que esta falta de ética es siempre el modelo de los mercados financieros. Sólo podemos oponernos a la destrucción que causan los ladronzuelos si, a la vez, dejamos de querer tranquilizar a los mercados. La imagen es de Miguel Brieva en www.clismon.net

Buscador de noticias

buscar

C/ Tribulete nº 18, local. 28012 Madrid
Tel: 91.541.14.66
correo-e:

Subvencionado por:

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad X-solidaria