Noticias del Tercer Sector

- Nuestras entidades

El Turismo Comunitario como herramienta de desarrollo

Imprimir noticia

Enviado por: Antonio Santos,  Comunicación AIPC-Pandora

Nadie mejor que las personas que han poblado desde siembre una tierra para mostrar a los visitantes sus excelencias; nadie mejor que ellos, que viven en ella y de ella, para proteger con todo su cuidado el entorno y respetarlo al máximo. Guardianes de su cultura y sus tradiciones, invitan a quienes les visitan a compartir unos días con ellos, sin masas, programas medidos al segundo, o pulseras de "todo-incluido".

Es el Turismo Comunitario, una manera de emplear los atractivos turísticos de una zona para estimular el desarrollo local. Una nueva forma de relación entre una comunidad y las personas que la visitan, en la que la perspectiva intercultural es la gran protagonista, y el manejo adecuado de los recursos naturales está garantizado. Así como los derechos culturales y territoriales de las nacionalidades y pueblos.

Con este respeto como base (ellos mismos son parte de aquello que muestran), entra en juego la gran baza de este tipo de turismo: el desarrollo comunitario. Los beneficios que se generan a través de estos visitantes se queda en la propia comunidad, no se evapora a través multinacionales o intermediarios. La razón es sencilla: no existen.

Como ejemplo muy positivo de todo esto encontramos al pueblo Saraguro, uno de los pueblos de origen inca más antiguo de Ecuador, y cuna de la étnia considerada más pura de América. La población de indígenas saraguros se calcula en unos 15.000 en la provincia de Loja (al sur del país), a los que habría que sumar otros tantos en la provincia de Zamora Chinchipe, en la amazonía ecuatoriana.

A través de la Fundación Kawsay, con quien AIPC Pandora desarrolla dos microproyectos de cooperación este verano, el pueblo Saraguro ha creado en los últimos años la Red de Turismo Comunitario Saraguro Rikuy y la Operadora de Turismo Saraurku. En un primer momento se estudiaron las capacidades de instalación y los productos más atractivos (cultura, música, artesanía, historia...) y se detectaron las comunidades que mejor podían cumplir estos requisitos. Con ello, se empezaron a adecuar infraestructuras (alojamientos, un hostal, etc) y se capacitó a las familias del proyecto en temas como atención al cliente, guía turítico, preparación de alimentos, manejo de desechos, microempresas familiares, etc.

El objetivo general de potenciar las riquezas turíticas de la región impulsando un desarrollo sostenible de los recursos naturales y culturales para ayudar a mejorar las condiciones de vida de la población, se cumple así combinándose con la línea maestra siempre presente de no crear una dependencia económica de las familias hacia esta actividad. El Turismo Comunitario se erige así como una fuente complementaria de ingresos, que abre nuevas vías de formación a sus participantes, fortalece su identidad social y cultural, y mejora las infraestructuras básicas del entorno con el mayor respeto hacia el medio ambiente.

Las instituciones locales, regionales y estatales, cuya participación fue muy escasa o casi nula en los inicios, han reconocido el valor de estas iniciativas incluyendo en sus planes de acción para el futuro el desarrollo y apoyo al Turismo Comunitario levantado en Saraguro.

Pero hay aún otro beneficio más, menos evidente si acaso, pero de gran importancia. La promoción de una red de turismo comunitario de calidad se fundamenta en presentar y ofertar productos que atraigan a los turistas, por lo que las comunidades se esfuerzan en conservar su medio ambiente, al tiempo que aseguran la transmisión de sus costumbres ancestrales y buscan nuevas alternativas de desarrollo sustentable y equitativo. El Turismo Comunitario es una herramienta de desarrollo capaz de impedir que muchos jóvenes emigren hacia las grandes capitales en busca de oportunidades, ya que ahora tienen la posibilidad de encontrarlas en su propia tierra desarrollando alojamientos, paquetes de visitas, guías de viaje, etc. Con su permanencia se asegura la transmisión de las costumbres y tradiciones de padres a hijos, evitando que la emigración las acabe matando cuando desaparezcan las generaciones más mayores, algo de lo que tenemos numerosos ejemplos, incluso sin salir de España.

Buscador de noticias

buscar

C/ Tribulete nº 18, local. 28012 Madrid
Tel: 91.541.14.66
correo-e:

Subvencionado por:

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad X-solidaria