Noticias del Tercer Sector

- Nuestras entidades

¿Y tú qué #*¿&!%”* sabes del voluntariado?

Imprimir noticia
Este mes, hemos asistido a algunas mesas de debate y conferencias sobre voluntariado: Gestión del Voluntariado, Voluntariado y tecnología, Mayores voluntarios, Voluntariado Europeo, Voluntariado Corporativo, Voluntariado y administración pública… Y siempre nos quedamos con la misma duda! La pregunta más recurrente, a veces desde el público, a veces desde la ponencia, es ¿Qué es ser voluntario? Entre las respuestas hemos escuchado: • No es ir un día a ayudar con algún evento puntual para una ONG • No es usar el tiempo pagado que te deja tu empresa (voluntariado corporativo) para que lo hagas • No es ayudar a tus vecinas/os o a un invidente • No es una acción puntual • No es firmar una petición por internet • No es hacer un viaje solidario… Ellos y ellas son los expertos y las expertas. Nosotras solo queremos aportar un punto de vista más. Le llamaremos la perspectiva del puente. De un lado hay personas, en la otra orilla hay más personas. En un lado, ellas necesitan, en el otro, ellas desean participar de la necesidad de las otras. Del otro lado, las personas quieren hacer a otras personas partícipes de sus necesidades. Del otro lado, las personas buscan cómo lograr ser partícipes… y encuentran. El voluntario es quien cruza el puente y estamos convencidas de que se necesitan muchos tipos de puentes para muchas clases de necesidades y para muchos tipos de personas voluntarias. Nuestra definición de voluntariado podría partir de la experiencia de cruzar. ¿Qué es cruzar? Es moverse, es ir a lo tuyo dejando por un momento lo mío. ¿Y si sólo es durante el clic de un voluntariado virtual? Es saltar un obstáculo que interrumpe nuestra cercanía. ¿Pero y si es a la hora del trabajo, y ese tiempo está pagado? Es unir generaciones, diferencias e inequidades en un camino de mutua transformación. ¿Vale si es una acción ocasional, fuera de una ONG, si lo hago como parte de otra actividad? Estas preguntas las puede contestar el voluntario desde su intencionalidad y su capacidad de decidir. Es el voluntario quien seguirá o no ejerciendo definamos como definamos su acción. ¿Es importante una definición del voluntariado? Sí, por supuesto, pero no para discriminar acciones, sino para orientar, para aclarar el camino, para dar pistas que sirvan a las personas para cruzar los puentes que le facilitarán llegar. ¿Hay voluntariado más comprometidos que otros? ¿Más cerca de la participación ciudadana que otros? ¿Más efectivos en lo profundo de sus consecuencias? Sí, claro que sí!! Pero, ¿Acaso esperábamos que fuera de otra manera sólo por pulir una definición del voluntariado? Ser voluntario es también un irse haciendo voluntario y eso no podemos encerrarlo y perpetuarlo en contenido y forma dentro de las palabras. La experiencia, los medios, las necesidades y posibilidades de uno y otro lado del puente van tallando sobre la piel del voluntariado. Estamos todos y todas en el proceso y creemos que una buena definición es la que no está cerrada, sino que va expresando nuevas realidades de forma crítica, pero también abierta y comprensiva, de forma seria, pero también creativa y sensible. Sobre todo, vayamos construyendo una definición del voluntariado paladeada por un pensamiento alerta a los espejismos, pero siempre, y muy, profundamente creyente en la persona voluntaria, no en el concepto, en la persona capaz de cruzar los puentes. Seamos críticas, pero no censoras.
Artículo publicado en el blog de Haces Falta.

Buscador de noticias

buscar

C/ Tribulete nº 18, local. 28012 Madrid
Tel: 91.541.14.66
correo-e:

Subvencionado por:

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad X-solidaria