Noticias del Tercer Sector

- Nuestras entidades

¿Para qué sirve la Red al voluntariado?

Imprimir noticia
¿Puede ser internet útil para el voluntariado? ¿Para qué exactamente? ¿Qué herramientas podríamos recomendar? Apuntamos ideas, experiencias y recomendaciones de aplicaciones para que el voluntariado aproveche las oportunidades de la web. Os resumo las utilidades que pienso que puede tener internet:
  • Replantearnos las cosas
  • Hacer difusión
  • Sensibilizar
  • Captar
  • Coordinar
  • Dinamizar
  • Denunciar
  • Movilizar
  • Transparencia
  • Construir nuevos proyectos
.

Internet sirve para replantearnos cosas

viva la democracia - insurgencia gráfica - flickr cc20Os animamos a no reducir el uso de internet a una cuestión tecnológica. En cuanto aprendemos a utilizar las aplicaciones, se nos plantean otro tipo de debates relacionados con asuntos más políticos (qué participación fomentamos, qué roles asignamos a las personas en estos recursos, cómo colaborará el voluntariado...) y cuestiones de comunicación (qué mensaje lanzamos, cuál será nuestra imagen, qué presencia en nuestro discurso tendrá el voluntariado, cómo comunicará el voluntariado), entre otros. Constituyen preguntas que debemos resolver antes de emprender un proyecto. Entre las preguntas que nos plantea, podríamos destacar una muy relacionada con la tecnología: ¿nuestra organización tiene brecha digital? Dicho de otra manera: si la brecha digital es un tipo de exclusión que distancia a las personas que acceden y usan estas herramientas de las que no lo hacen, en nuestra entidad, ¿existen medidas para que no excluyamos a ciertas personas del acceso y un uso provechoso de la tecnología?, ¿a qué lado de la brecha está nuestro voluntariado? Las nuevas tendencias de internet nos plantean otro reto, otra pregunta inquisitiva. Llamamos web 2.0 a un conjunto de herramientas, principios y prácticas que se caracterizan por fomentar aplicaciones de uso sencillo que posibiliten que (casi) cualquier persona pueda utilizarlas. De hecho, los espacios 2.0 están pensandos para que sea la ciudadanía la que aporte contenidos, los valore y los clasifique. De ahí que a la web 2.0 también se le llame web social o web participativa. Hace un tiempo, el blog Tecnolongia diferenciaba la web 0.0, de la 1.0 y la 2.0. Podríamos comparar esta clasificación con nuestras ONG:
  • La entidad 0.0 es la que no permite apenas ningún tipo de participación. Como una web con información institucional pero sin ningún tipo de canal para aportar ideas, críticas o sugerencias.
  • La entidad 1.0 es la que fomenta algo de participación, pero en ella no es central, sino que la dispone como algo más, poco visible y valorado. Como un espacio con un foro algo escondido, al que se llega tras varios clics.
  • La entidad 2.0 basa su funcionamiento en la participación, la provoca cada día y esas aportaciones tienen un fin, una utilidad. Podríamos compararla con una red social o la Wikipedia.
Así pues, internet visto de esta manera nos cuestiona: ¿cómo clasificaría mi entidad?, ¿es su teoría y su práctica coherente con su razón de ser? Si no hemos logrado llegar a un nivel de participación óptimo, ¿cómo puedo mejorarlo? De hecho, las posibilidades que ofrece internet son tantas que muchas personas, a título individual, han lanzado campañas a las que se han sumado muchas personas. Es el caso de Paco Polo con la iniciativa Di NO a las bombas de racimo, basada en un blog y materiales que se difundieron por canales online mayoritariamente. Fue un proyecto que apoyaron muchas personas y con gran visibilidad mediática. En algunas informaciones, apareció al nivel de la campaña que al mismo tiempo se trabajaba desde la organización Greenpeace. Ejemplo como éste dibuja otros horizontes: ¿qué capacidad tenemos para colaborar e innovar de esta manera?, ¿entendemos esto como voluntariado, aunque sea informal, o como participación ciudadana?, ¿de qué manera nos acercamos a iniciativas como éstas?, ¿para qué quiero unirme a una entidad no lucrativa si puedo movilizar a tanta gente a través de internet?, ¿hay razones para pensar que el activismo en la Red puede suponer un campo más atractivo que colaborar en una ONG? .

Hacer difusión

Las causas que movilizan a las organizaciones no lucrativas no suelen aparecer en los medios de comunicación. Al menos, no con la atención que solemos pensar que merecen. Esto se debe a varias razones. Por un lado, las organizaciones quizá no apuestan lo suficiente por la comunicación o no cuentan con personas, formación y otros recursos para hacerlo. Por otro lado, tampoco los medios de comunicación invierten tiempo en ello. Les supone a veces mayor esfuerzo (es más fácil contar con fuentes informativas con potentes gabinetes de comunicación) o quizá piensan que hay otros asuntos que atraen más a la audiencia o que son más importantes: la política (sólo de ciertos países), los sucesos, los deportes (mayoritariamente el fútbol), etcétera. Las herramientas de internet nos dan la posibilidad a disponer de nuestro propio micro medio de comunicación para -al menos- realizar cierta difusión de las injusticias contra las que luchamos, qué trabajo realizamos exactamente, qué voluntariado movilizamos o qué medidas proponemos para transformar la situación. Pero -a su vez- hemos de señalar que estas mismas herramientas nos sumergen en un nuevo reto: surgen nuevas formas distintas al modelo comunicativo que hasta ahora conocíamos. La comunicación que hacemos en la radio o en un periódico está lejos de la que encontramos en internet. De esto ha hablado mucho Iván Pino. La comunicación online supone darle mayor valor a las relaciones que a los impactos, pensar en un mensaje más global que local, aportar mensajes más operativos que expositivos, realizar una comunicación abierta y no cerrada, priorizar más la causa que la marca, etcétera. Algunas pistas que podemos apuntar para dar unos primeros pasos en esta comunicación online son las siguientes:
  • Preparar buenos contenidos, no tanto corporativos, sobre mi organización, sino que sean interesantes para la audiencia: ¿cómo pueden las visitas involucrarse personalmente en la causa?, ¿qué grados de participación les proponemos?, ¿qué pueden hacer diariamente para cambiar las cosas?
  • Disponer la información básica de mi entidad en la portada del proyecto
  • Promover, valorar y visibilizar la participación. ¿Dónde van mis aportaciones?, ¿para qué sirven?
  • Actualizar el sitio con novedades con cierta frecuencia, mostrar la vida que hay en la organización
  • Preocuparse por la accesibilidad del sitio para personas con alguna discapacidad
  • Preocuparse también por el posicionamiento web: ¿el espacio es fácil de encontrar a través de un buscador?
  • Cuidar el estilo evitando el lenguaje sexista, estudiando lenguajes inclusivos, aportando cercanía y humor
  • Ofrecer recursos para que las personas se acuerden de volver a nuestro espacio: un boletín electrónico, un canal RSS, un sistema de avisos por correo...
  • Comparte los contenidos con licencias de autoría poco restrictivas, como las Creative Commons o incluso apuesta por devolver el conocimiento al dominio público
  • Planificar el proyecto dentro de nuestras actividades diarias: invertir tiempo en él, evaluarlo, adaptarlo si no logra los objetivos...
herramientasHerramientas para la difusión
  • Gestores de contenido. Sistema de gestión de contenidos (content management system, en inglés), es decir, herramienta que nos facilita administrar los contenidos de un sitio web. Dependiendo de sus características, un CMS puede dar lugar a un periódico, un blog, una tienda online, un wiki, etcétera. Joomla, Spip, Drupal son algunas marcas para lanzar portales web. ¡Prueba! Open Source CMS.
  • Blogs. Herramienta de publicación de contenidos sencilla y ágil. Los artículos se organizan de forma cronológica inversa. Muy recomendables para entidades con pocos recursos o pequeños proyectos. ¡Prueba! Blogger, Wordpress.com, Wordpress.org.
  • RSS. Formato para compartir contenidos. Facilita la suscripción, la creación de boletines online o que tus documentos aparezcan destacados en otros sitios. ¡Prueba! Bloglines, Google Reader, Feedburner.
.

Sensibilizar

Además de difundir, es decir, aportar información, las organizaciones tenemos la labor de sensibilizar a la sociedad: cambiar comportamientos insostenibles, hacerles partícipes de nuestras causas. En este punto, además de aportar datos e informar, tenemos que lograr que las personas sientan las causas. Que se indignen, que se levanten, que les muevan. A veces esto no sólo se consigue con datos y argumentos, sino con historias. Es importante humanizar los proyectos. Aportar anécdotas. Relatos. Permitir a las personas que responsan a esas preguntas que les incomodan, que no se atreven a hacer por pudor: ¿por qué esa mujer se prostituye?, ¿por qué aquel no sale de la calle y se pone a trabajar?, ¿qué lleva a tanta gente a cruzar el Estrecho?, ¿por qué tanta gente se implica en proyectos de voluntariado?, ¿consiguen realmente algo? Es a estas alturas cuando las herramientas de internet también nos dan cancha. Son tan fáciles de usar que podemos hacer que esas mismas personas, protagonistas de realidades injustas, respondan a tantas preguntas. Lo cuenten en primera persona. Ejemplo
  • La esquina que nadie quiere ver. En este blog sobre prostitución y trabajo sexual, Médicos del Mundo ha implicado tanto a la plantilla contratada como a voluntariado y a las mismas mujeres destinatarias de sus actividades. Con artículos cercanos, tratan desde las preocupaciones, sueños, dificultades y esfuerzos de su trabajo diario, explicando llanamente una causa invisible y habitualmente mal tratada en los medios. La iniciativa ha merecido un premio recientemente.
Herramientas para la sensibilización
  • Redes de vídeo. Hacen posible compartir vídeos de campañas, incorporar cuantas webs y blogs queramos y que cualquier persona aporte comentarios sobre la iniciativa. ¡Prueba! YouTube, DotSub, Vimeo...
  • Redes de imagen. Comparte fotografías, añádelas a tu sitio fácilmente y haz que cualquier persona pueda comentarlas. ¡Prueba! Flickr.
.

Captar

No sólo existen cada vez más espacios en la Red que enlazan a las personas que quieren participar con organizaciones que necesitan a gente en sus actividades. El más conocido en España es Haces Falta. Internet supone además de una nueva puerta, una forma de contactar con personas que quieren colaborar pero no han encontrado su lugar por falta de tiempo, por una discapacidad, por las barreras geográficas, por comodidad o porque simplemente prefieren internet, entre otras posibles razones. .

Coordinar

Las herramientas de internet también pueden servir para apoyar e incluso mejorar la coordinación del voluntariado en nuestros proyectos. Reducen costes y el tiempo invertido, pueden evitarnos las reuniones prescindibles, nos ayudan a compartir documentación del proyecto, permiten visualizar hojas de tareas para todo el mundo, horizontalizan la coordinación, etcétera. Quizá lo mejor en este tipo de herramientas es precisamente que la coordinación de realiza de manera colaborativa. Así, cada cual puede apuntar sus tareas en una lista o los días disponibles que tiene en un calendario. También es interesante plantearnos la coordinación externa, es decir, aquella más allá de nuestra entidad con otras organizaciones, en plataformas, con servicios públicos, etcétera. Estas herramientas también pueden servirnos de puente para sostener una comunicación fluida en grupos de trabajo y para campañas puntuales. Herramientas para coordinar
  • Grupos de correo. Grupos de direcciones de correo electrónico que pueden abrir hilos de debate conjunto y optar a otras opciones como compartir documentos y calendarios. ¡Prueba! Grupos de Google.
  • Gestor de proyectos. Servicio que ayuda a equipos de trabajo a compartir listas de tareas, páginas con información compartida (wikis), calendarios, documentos, hilos de discusión, etcétera. ¡Prueba! Teambox, Basecamp.
  • Calendarios online. Imagina una agenda que cualquiera pueda ver desde casa o con su móvil y en la podemos indicar las actividades previstas. ¡Prueba! Google calendar.
.

Dinamizar

Las herramientas de internet pueden resultar un complemento interesante a la participación que promuevas en tu organización día a día. Te sorprenderá lograr otro tipo de participaciones, a veces de personas que no suelen aportar, que les cuesta hablar en público, que no se acercan a la sede, que ni siquiera tienen una vinculación directa. Para dinamizar proyectos en internet te recomendamos:
  • Pensar en un objetivo definido: ¿para qué quiero exactamente la participación de las personas?, ¿irá a un documento, a evaluar un proyecto? Déjalo claro.
  • Apóyate en nodos activos, es decir, ese tipo de personas que están deseando involucrarse y que son altamente participativas. Pídeles ayuda para el proyecto, que te asesoren, que tengan una tarea concreta de moderación, difusión o motivación, que sientan identificación con él.
  • Escoge una herramienta sencilla, que no haya que vagar por muchos pasos para lograr enviar una participación.
  • Aún así, convoca una pequeña sesión formativa, con una práctica en tiempo real, para resolver cualquier tipo de duda y que se pierda el miedo.
  • Visibiliza los resultados: ¿quién está participando?, ¿es interesante lo que dice?, ¿la campaña finalmente ha logrado algún impacto? Destaca cada pequeño logro habitualmente.
Herramientas para dinamizar
  • Wiki. Sistema que nos permite editar de forma muy rápida una página entre muchas personas. ¡Prueba! Wikipedia, Zohowiki, PBworks.
  • Comentarios. Los blogs y las redes sociales dan la posibilidad de realizar comentarios por cada artículo o documento publicado.
  • Foro. Espacio para organizar hilos de comentarios y debates. Existen muchas plataformas que permiten crear un foro de forma gratuita a condición de que se disponga en él publicidad.
.

Denunciar

Tras haber conseguido informar y sensibilizar a las personas con una causa y dinamizar el debate, quizá el siguiente paso sea lograr que las denuncias que se hayan documentado y debatido lleguen a la opinión pública y a las personas, empresas y entidades responsables. Poco a poco se va vislumbrando la capacidad de las personas que utilizan internet y la telefonía móvil para movilizarse. Gracias a esta tecnología se han logrado convocar manifestaciones masivas, provocar cambios políticos (es difícil olvidar aquel 13-M en Madrid), etcétera. Pero las manifestaciones también son virtuales, y cada vez más creativas. Experiencias de denuncia
  • Avaaz y YoPolítico. Páginas que recopilan acciones de denuncia.
  • Lo prometido es deuda. Página wiki que recoge promesas políticas realizadas durante campañas electorales para comprobar y denunciar el bajo nivel de cumplimiento.
  • Vivienda digna. Documentación, agenda de acciones, materiales y enlaces sobre el movimiento pro vivienda digna.
.

Movilizar

Una vez alzadas nuestras denuncias, tenemos que tratar de lograr que el mayor número de personas apoye la movilización a pesar de que colaboren como voluntariado en la entidad. Algunas recomendaciones a la hora de movilizar:
  • Recomendamos documentar, dar la mayor información posible sobre la causa y responder con sinceridad a las preguntas incómodas
  • Es importante no abusar de estas herramientas, es decir, no bombardear a las personas con continuos mensajes
  • Aporta ideas de todas las formas posibles de participación, desde la que menos esfuerzo requiere hasta la más difícil, es decir, desde difundir un enlace y reenviar un correo hasta pegar cartelería en las calles, llamar puerta a puerta o impartir una charla sobre la causa
Herramientas para movilizar
  • Redes sociales. Espacios que nos ponen en contacto con otras personas y organizaciones. ¡Prueba! Facebook, Tuenti.
  • Microblogs. Espacio de publicación cuyos mensajes no suelen sobrepasar los 140 caracteres y que nos facilita relacionarnos y estar al tanto de lo que publican otras personas. ¡Prueba! Twitter, Khaces.
.

Transparencia

Este es un aspecto muy relacionado con la difusión que queremos subrayar especialmente. En internet incluso, a través de esa tendencia 2.0 que mencionábamos anteriormente, se habla ya de la transparencia radical. Empresas de varios países del mundo la practican enseñando sus intimidades, mostrando sus dudas y preocupaciones, admitiendo sus errores, visibilizando sus cuentas y decisiones. Herramientas como los blogs posibilitan relatar el día a día de la organización, los dilemas del voluntariado, los problemas de los proyectos... admitiendo que somos personas y que tenemos fallos, logrando así mayor confianza de quienes nos leen gracias a esta sinceridad. De hecho, es sorprendente cómo, al publicar documentación interna, esquemas mentales, muchas visitas nos puedan ayudar a mejorar nuestro discurso, a reelaborar ideas y a orientar muchos proyectos antes de ser lanzados. .

Construir nuevos proyectos

¿Qué usos le damos a internet? Generalmente, solemos limitarnos a ciertos usos estándar, muy habituales: buscar información, enviar mensajes, comprar entradas o billetes de transporte, consultar el tiempo, descargar archivos, etcétera. Sin embargo, internet es como la plastilina y podemos realizar multitud de actividades creativas e innovadoras. Si miramos al voluntariado y al activismo en la Red, en España se ha fomentado tradicionalmente un tipo de acción muy concreta: la firma de denuncias. Alguna ponente y algún activista ha llegado a preguntarse más de una vez si habría vida más allá de las campañas de cartas, que tanto resultado han tenido en tantos casos. Por otro lado, para las organizaciones de voluntariado más clásicas, construir nuevos proyectos en los que la participación se centre en acciones a través de la Red les supone replantearse seriamente ciertas cosas. ¿Están dispuestas a llamar a esto voluntariado? ¿Lo rechazan? ¿Le ponen otro nombre? ¿Lo promueven? ¿Colaboran? Propuestas de voluntariado en internet
  • Creación de webs de entidades
  • Incidir en los contenidos de la Wikipedia, documentando lo mejor posible todos los artículos relacionados con la causa de nuestro proyecto de voluntariado
  • Traducción de materiales online, documentación y webs de especial interés
  • Traducción de testimonios de personas que están relatando alguna injusticia a través, por ejemplo, de un blog personal
  • Difundir información
  • Dinamizar una red social o un foro
  • Realizar asesoría online a inmigrantes, a asociaciones, a personas que quieren hacer voluntariado
  • Desarrollar el blog del grupo de voluntariado de la entidad

Buscador de noticias

buscar

C/ Tribulete nº 18, local. 28012 Madrid
Tel: 91.541.14.66
correo-e:

Subvencionado por:

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad X-solidaria