Noticias del Tercer Sector

- Nuestras entidades

"La exclusión no sólo es económica y social, también significa la pérdida de la ciudadanía"

Imprimir noticia
Compartimos notas sobre la intervención de Victorino Mayoral, presidente de la Liga Española de la Educación y Cultura Popular:
  • En La Liga, entendemos la solidaridad como la acción complementaria a la justicia. La justicia se complementa con el principio de solidaridad.
  • Queremos conseguir esos derechos humanos que corresponden a todas las personas, que son patrimonio de todas las personas con independencia de su raza, confesión o nacionalidad.
  • Fomentamos el voluntariado, somos una entidad que nació apostando por eso.
  • La Liga se define como una asociación para la promoción de valores cívicos y democráticos. Hacemos militancia social y esto nos compromete bastante.
  • No se trata solamente de tener impulsos generosos, de altruismo. Tenemos que darle el aporte por la implicación clara relacionada con los valores cívicos que definen la convivencia social.
  • Vemos la exclusión social no como un conjunto de carencias, sino como la consecuencia de la pérdida de ciudadanía. No sólo les excluimos económica y socialmente. Les excluimos de su participación en la sociedad. El conjunto de situaciones que padecen les hace perder la ciudadanía.
  • Me preocupa la reciente obtención de fines de lucro de algunas entidades que gestionan estas situaciones, la gestión competitiva al margen de las organizaciones de voluntariado, prestar servicios con mayor precariedad. Por la situación de crisis que puede potenciar progresivamente.
  • Debemos reivindicar que, a mayor crisis, más solidaridad.
  • Ciudadanía y voluntariado: el voluntariado tiene una dimensión doble de ciudadanía, ponen en marcha una acción cívica, supone una escuela de ciudadanía. Por otro lado, intentamos lograr que el destinatario de nuestra acción obtenga sus derechos de ciudadanía. El voluntariado así además construye ciudadanía.
  • Vivimos un proceso de berlusconización, pérdida de vergüenza, de osadía permanente, desafío a la moral pública. Se transmite también a nuestro país.
  • Debemos reaccionar. El voluntariado puede suponer una reacción a este proceso. Contribuir altruistamente, aportar energías morales que ponen el movimiento del voluntariado. Es un destello de esperanza.
  • El voluntariado es la auténtica aristocracia. Tenemos que asumir el riesgo que tiene su grandeza humana, particularmente en una sociedad como ésta.
Agradecemos a Heyleen Dávila su colaboración en esta nota. Más información Cobertura de la XIV Escuela de Otoño de Huesca

Buscador de noticias

buscar

C/ Tribulete nº 18, local. 28012 Madrid
Tel: 91.541.14.66
correo-e:

Subvencionado por:

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad X-solidaria